El conocimiento de Dios a través de la creación en San Clemente de Roma

«Los cielos, que giran bajo su gobierno, están sujetos a él en paz. Día y noche ejecutan el curso designado por Él, sin obstaculizar el uno al otro.El sol y la luna, con las compañías de las estrellas, ruedan en armonía según su orden, dentro de los límites prescritos, y sin ninguna desviación….El océano, intransitable para el hombre, y los mundos más allá de él, están regulados por las mismas representaciones del Señor.Las estaciones de la primavera, el verano, el otoño y el invierno dan lugar pacíficamente el uno al otro. Los vientos en sus diversos sectores cumplen, en el momento adecuado, su servicio sin obstáculos» (ANF 1,5, 8, 10-11).

Tomás García-Huidobro

Tomás García-Huidobro

Sacerdote Jesuita, Doctor en Teología Bíblica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *