Adán y Eva, la caída del nous y la idolatría en la tradición armenia del siglo V

Vamos a revisar algunos textos armenios que dicen relación con la pérdida de la capacidad de pensar y la consecuente idolatria. En «Matenadaran amuleto 116» leemos: «Y nosotros [los demonios] envidiamos su honor [de Adán] y le dimos de comer la fruta //55// que Él la había ordenado no comer, y nosotros le sacamos del Paraíso, y hemos engañado a todos sus descendientes para que adoren a los idolos y que incurran en todo tipo de pecado. Nuestro comandante, Satayel, construyo //60// un palacio y lo llamó “Infierno”» (p.179). Veamos otro texto, el «Comentario de Joshua» de Elise´s [Elise 3] «La serpiento estaba embarazada con las formas del diablo invisible y él comenzó a ser la naturaleza masculina a través de la mediación de los frutos del árbol. Él sedujo y desnudó los cinco sentidos de la parte femenina. Él instruyó a la mente de la mujer en la estupidez y le causó el olvido de los mandamientos de Dios. Antes de que ella introdujera la guerra, ella fue vencida por la mirada de la cual debió haber estado precavida» (p.185). En la «Historia y Enseñanza de San Gregorio» del siglo V se nos dice que la imagen divina a la cual fuimos creado implica «el discernimiento, la racionalidad, la inteligencia, la vitalidad, el aliento espiritual, que Él otorgó como una ventaja para conocer, comprender, discernir, y considerar todos los dones de Dios, la sabiduria divina que es un don de gracia y racionalidad, reconocimiento de Dios y del liderazgo, y su gobierno sobre todas las cosas sobre la faz de la tierra y nacidas de la tierra y el conocimiento de la pre-ciencia» (264) p.220. En el mismo sentido, en el texto se añade más tarde:  «Él (Dios) expiró en su rostro aliento de vida, y el hombre llego a ser como un espíritu viviente. Él creo al hombre con sus propias manos y puso en él vida a través del soplo del aliento de sabia inteligencia, racionalidad, y percepción, que la criatura, abriendo sus ojos, pudiese reconocer al Creador y llegar a ser familiar, cercano, conciente, y trasmisor de la benevolente actividad creadora de Dios» (271) p.274. Una vez que Adán peca, el deterioro de su racionalidad es patente en el modo en como reacciona ante las tentativas amorosas de Dios de llevarlo a la reconciliación. «Porque (Dios) quiriendo ser de alguna manera indulgente excusandolo (a Adán) quería atraerlo de regreso a Sí mismo, de tal modo que la bondad de Dios lo llevará a la penitencia. Sin embargo ellos no volvían a sus sentidos sino que se comportaban miserablemente, dando excusas uno por el otro, entonces El juzgó y dio sentencia, que ellos pagaran y retornarán al polvo porque el juicio de Dios es verdadero sobre aquellos que practican la maldad» (283)p.232. Más adelante se hablará de lo que los falsos dioses se suponen que son porque «han sido creados en la irracionabilidad, la estupidez y la vileza del hombre, así Yo (Dios) os veo a través de vuestros errores adorando piedras y madera, que han sido representadas por vosotros en ignorancia porque ni oyen ni hablan, no entienden, ni se mueven, y no tienen aliento en sus bocas. Vosotros hais abandonado al Dios vivo, al Creador del cielo y la tierra y ofreceis adoración a piedras sin aliento y sin voz, que no son nada» (284) p.232. En otro texto se habla de la cualidades intelectivas de Adán antes del Pecado: «Quien desde el principio creó y consolidó la fundación de la tierra y “extendió los cielos como una tienda” (Salm104,2), cuyas manos crearon y consolidaron toda la extensión de los cielos , quien creó al hombre del polvo y lo hizo racional con el don de la palabra, sabio y con la libertad de una voluntad autonoma. Y cuando el hombre fue corrompido a través de su propia voluntad y no reconoció a su Creador o Sus mandamientos…» (P´Awstos Buzand C5, Libro 4, capt. 5, 1). En este mismo sentido: «Porque tal como la muerte llegó a ser rey a través de la trasgresión de Adan, así Satan también llegó a ser el rey de los pecadores, porque los hombres aman, por así decirlo, el error. Entonces, el envió una sugerencia de error a ellos [los hombres] de tal forma que elllos llegaran a ser cupables, porque a ellos les place el mal (1). Y por esta razon el Creador creo al hombre autonomo, de tal forma que a partir de sus elecciones de las leyes espirituales ellos pudiesen cambiar su pequeñez por su grandeza, llendo desde su humillación al honor, desde su corruptibilidad a la incorrupción, desde la mortalidad a la inmortalidad de la Divinida en Jesucristo» [Yacaxapatum Cark´C5 24-30). En el mismo texto, un poco más adelante (31-32) leemos: «Y Él (Dios) honró al hombre con su propia voluntad como los ángeles y le llenó de sabiduría y conocimiento y El le hizo familiar con todo tipo de consejos para las cosas espirituales, para placer de su Señorio (de Dios). De tal manera que el hombre  llegase a ser el representante de Dios sobre las creaturas, de acuerdo a Su mandamiento» (p.280-281). Hablando de las pasiones que desató el primer pecado Yovhannes Mandakuni C5 dice: «Porque  desde el comienzo el hombre fue creado como un hombre para las necesidades de las mujeres, y la mujer fue creada como una mujer para asistir a los hombres. Sin embargo, la lascivia sin ley de las pasiones sin sentidos cambian de manera impía los límites establecidos por Dios y las necesidades naturales, que los hombres deberían recibir de las mujeres, y las mujeres de los hombres, ellos las cambiaron por otras inmundicias…» (135) (p. 286). Fuentes en: M.E. Stone, Adam and Eve in the Armenian Traditions, Fifth Through Seventeenth Centuries.

 

 

Tomás García-Huidobro

Tomás García-Huidobro

Sacerdote Jesuita, Doctor en Teología Bíblica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *