La transformación del Nous, el dominio de las Pasiones y el ser en Cristo en Pablo

Ya hemos visto en otras entradas cómo la sabiduría humana, al declarar su autonomía en relación a Dios, se ha oscurecido y se ha subyugado por las pasiones (Rm 1,18-32). Más aún, el conocimiento de la Ley tampoco ha mejorado las cosas porque el pecado (y las pasiones) han prevalecido (Rm 7,7-25). Ya lo había dicho también Filón, la muerte de Adán ha significado ser enterrados en pasiones (Alleg. Interp. 1. 106). Ahora bien, el objetivo de Pablo no es la απαθεια al modo de los estoicos. Pablo no se opone a los deseos [el Espíritu o la Carne pueden ejercer deseos: Gal  5,17; 1Tim 3,1] o a las emociones no placenteras (1Cor 7, 5.7; 2Cor 7,5; 11,28; 1Tes 3,1-5). Lo de Pablo tiene que ver con la nueva creación que ha inaugurado el Mesías, y tal como creían los rabinos, los impulsos malos del hombre serán destruidos al final de los tiempos (Pesiq.Rab Kah. Sup 3,2; GnR 48,11; 89,1; ExR 46,4; DtR 2,30;EclR 2,1). Como Pablo, el autor de 2Esd (7,92) escribe que el primer gozo de los justos en la era venidera será su victoria en la larga batalla contra de sus interiores impulsos por el mal que los ha llevado desde la vida a la muerte. Para Pablo el pecado y el mal ya han sido vencidos con el advenimiento del Mesías Jesús. Los creyentes han gustado los poderes del eón venidero (Hb 6,5). El Evangelio es una sabiduría que ha trascendido la sabiduría de esta época (1Cor 1,20; 2,7-10; 3,18). Los creyentes han renovado sus mentes (Rm 12,2) y ya pertenecen al mundo venidero (2Cor 1,22; 5,5) y actúan de acuerdo a éste. Reitero, esta renovación no es fruto de ejercicios cognitivos o hábitos aprendidos al modo estoico (Emoción 165,211-227). No es fruto del convencimiento que la virtud deriva del conocimiento y auto control como pudieron haber pensado algunos platónicos (Alcib 1.129A; Lov 138A). Para Pablo, la renovación del nous se produce porque el creyente es una nueva creatura en Cristo (Rm 6,1-10). En esta renovación el conocimiento ocupa un lugar importante: Rm 6, 6 [γινωσκοντες], Rm 6,9 [ειδοτες], Rm 6,11 [λογιζεσθε]. Pablo les recuerda a los creyentes una y otra vez sobre su nueva identidad y su nueva manera de actuar (1Cor 6,11). Para más detalles: The Mind of the Spirit: Paul´s Approach to transformed Thinking pos.3164-3581.
Tomás García-Huidobro

Tomás García-Huidobro

Sacerdote Jesuita, Doctor en Teología Bíblica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *