La caída de los ángeles en la Cueva de los Tesoros

Es interesante ver cómo interpreta la caída de los ángeles y la caída del primer hombre un apócrifo como la Cueva de los Tesoros, que guarda interesantes influencias judías y
cristianas muy antiguas.  En el capitulo
III.1-7 se narra la caída de los angeles, cuando
aquel rango rebelde, es decir, uno de los rangos espirituales, vio que tal
dignidad le era dada a Adán, le tuvo envidia desde ese día y se dijeron unos a
otros: “Esto no nos agrada, no es posible que nosotros, seres de fuego,
adoremos a uno que esta hecho de tierra, que se formó del polvo”. Pensando en
estas cosas aquel rebelde y desobiente, por este motivo y por su propia
voluntad se separó de la Majestad divina. Fue derribado, cayó él y todo su
rango. El viernes a la hora segunda cayeron del Cielo y fueron despojados de su
gloria. Fue llamado Satán porque se apartó y Demonio porque fue miserable y
perdió la vestimenta de su gloria. Y desde entonces en adelante están
despojados, son engreídos, estan desnudos y son de aspecto horrible.
Tomás García-Huidobro

Tomás García-Huidobro

Sacerdote Jesuita, Doctor en Teología Bíblica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *