Elementos Judíos del Testamento de los doce patriarcas (2)

Una de las dificultades que tiene el uso del apócrifo El Testamento de los doce patriarcas en
el estudio del cristianismo primitivo, es el alto número de interpolaciones
cristianas que tiene el texto. Al final el estudioso no sabe si la fuente queocupa es de origen judía o cristiana. Cuando esta dificultad se  exagera, aludiendo al constante tono
cristiano de la obra, se dificulta el estudio del contexto religioso del tiempo
de Jesús. Por ejemplo, el siguiente texto del Testamento de Judá suele leerse como una interpolación cristiana, sin
embargo, y tal como lo demuestra David deSilva, bien puede ser de origen judío.
 Después
de esto se levantará en paz un astro de la estirpe de Jacob y surgirá un hombre
de mi semilla como sol justo, caminando junto con los hijos de los hombres en
humildad, y no se hallará en el ningún pecado. Los cielos se  abrirán sobre él para verter las bendiciones
del Espíritu del Padre Santo. El mismo derramará también el espíritu de gracia
sobre vosotros. Seréis sus hijos en la verdad y caminaréis por el sendero de
sus preceptos, los primeros y los últimos. Este el retoño del Dios
Altísimo  y la fuente misma para vida de
todo ser humano (24, 1-4).
Aparentemente estamos frente a una interpolación
de un escriba cristiano, seria una mutilación de un texto original hebreo al
que no tendríamos más acceso. Sin embargo, este juicio es prematuro. Primero,
el tema del agente de Dios en el cual no
se hallará pecado alguno
no es un exclusivamente cristiano (2 Cor 5:
21; Heb 4: 15; 7: 26-27; 1 Pet 2: 22), también lo encontramos en los Salmos de
Salomón 17,36 donde se menciona que el mesías es puro de pecado. Que se ocupen imagenes como “el astro”  para hablar del agente de Dios proviene de Nm
24,17.  Respecto a las reminiciencias del
bautismo de Jesús (Mt 3,16-17; Lc 3,21-22) tampoco son el único texto para
entender este texto del TestJud. Los cielos abiertos y las bendiciones de Dios
que se vierten sobre el pueblo también dice relación a las promesas mesianicas
de Mal 3,10.   El mismo texto de
Malaquías explica la profesía referente al
sol de la justicia
sobre aquellos que reverencian a Dios (Mal 3,10). Por lo
tanto, tenemos que ser cuidadosos al momento de evaluar estos textos en los
testamentos, puede ser que este apócrifo sea más judío de lo que pensamos y que
efectivamente pueda ayudarnos a entender el tiempo de Jesús más de lo que
creíamos. Para más detalles: deSilva, David A. (2012-09-10). The
Jewish Teachers of Jesus, James, and Jude: What Earliest Christianity Learned
from the Apocrypha and Pseudepigrapha (p. 209). Oxford University Press.
Tomás García-Huidobro

Tomás García-Huidobro

Sacerdote Jesuita, Doctor en Teología Bíblica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *