Allogenes: segunda etapa del viaje celestial…hacia el Triple poder en uno

El viaje celestial de Allogenes continúa más allá de Barbelo. Esta
segunda etapa supone una realidad cosmológica que
no estaba presente en escritos gnósticos más antiguos como el Apócrifo de Juan. Recordemos que en este
escrito nada media entre el Espíritu Invisible y Barbelo. En Allogenes, entre
el Espíritu Invisible y Barbelo se encuentra el Triple poder en uno (o Vida Eterna), que es hacia donde asciende ahora el vidente.  En este libro el Triple poder en uno es la continuidad del Espíritu Invisible en el
sentido que si éste último se define como el existente, el primero lo es como la existencia. Por otra parte el Triple
poder en uno
es la continuidad de Barbelo en el sentido que si este último
se define como mente, el primero lo
es como mentalmente. Por último, se
presenta como continuidad –discontinuidad entre el Espíritu invisible y Barbelo
en cuanto se define como vitalidad. Por
lo tanto, cuando Allogenes asciende al Triple
poder en uno
alcanza la contemplación de lo mentalmente  que se
caracteriza por el silencio permanente, él “escucha” la gracia del
auto-conocimiento. En la medida que el vidente se busca, va ascendiendo hacia
el nivel de la vitalidad que se
caracteriza por ser no dividido, eterno, intelectual (59,14-16; 60, 19-28).
Cuando alcanza la  vitalidad, es entonces que el vidente conoce su verdadero ser,
contempla el bien en sí mismo, y llega a ser divino (59, 9-13; 60,14-18).
Finalmente Allogenes alcanza el nivel de la existencia,
completamente pasivo, pura permanencia (59,19-26; 60, 28-37). En este nivel
de la existencia sólo existe la total
estabilidad e inactividad. Este momento es crucial en la experiencia
contemplativa de Allogenes pues tiene que evitar cualquier esfuerzo que disipe
su inactividad o pasividad (59,26-60,12), sólo así se puede reconocer en
profundidad como un ignorante del Uno
Desconocido
(El Espíritu Invisible). Tal debe ser su apatía que incluso ha
de evitar el miedo a la extrema pasividad. Sólo así recibirá la primaria revelación del Uno Desconocido (59,
28-29; 60, 39-61,1).  Allogenes se está
adentrando en la teología negativa (61, 32-62,13), que le permitirá conocer lo inconocible.  Para más detalles: J. D. Turner, “Ritual in
Gnosticism” , p. 128-136.
Tomás García-Huidobro

Tomás García-Huidobro

Sacerdote Jesuita, Doctor en Teología Bíblica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *